lunes, 1 de septiembre de 2014

¿Músculos tensos? Aprende cómo relajarlos de manera segura


A menudo nuestras tareas cotidianas nos enfrentan a posiciones muy incómodas que debemos mantener durante una gran cantidad de horas, este tipo de actividades trae consigo problemas de estrés y tensión que se puede controlar con meditación, pero ¿Qué sucede cuando esto empieza a afectarnos físicamente con una innumerable lista de dolores en el cuerpo?

Es muy común que ciertas posturas puedan originar dolores musculares, las razones pueden ser desde la poca actividad física que desempeñamos hasta un movimiento brusco o un golpe. Sea cual sea tu caso, es recomendable que el primer paso para solucionarlo sea reconocer que zonas de tu cuerpo necesitan ayuda para estar relajados y prevenir problemas, de esta forma podemos preparar un estiramiento diario antes de finalizar el día, con el principal objetivo de revertir los síntomas como dolores en la zona baja de la espalda, malestar muscular en piernas y brazos, así como inflamación.

consejos para relajar los músculos

Cuando nos preparamos a realizar nuestra serie de estiramientos, no sólo se ve beneficiado el cuerpo, al concentrarnos también veremos la mejoría que tiene nuestra tensión mental frente a los problemas que atravesamos durante el día, relajando la mente, logrando que despejemos cualquier preocupación que llevemos dentro.
Es probable que sientas que el mejor momento para relajarse sea después de los ejercicios, pero suele ser el peor momento para concentrarse debido a que el cuerpo ha concentrado mucha adrenalina y toma tiempo para que se relaje, aunque se sienta bien, finalmente te darás cuenta que los problemas continuarán debido a que los músculos no se han relajado por completo. Por este motivo, es ideal realizar los estiramientos durante la noche, en donde nuestro sistema nervioso se encuentra más relajado y el cuerpo se encuentra predispuesto al reposo.

Aprende a relajar tus músculos

La mejor forma de estirar los músculos es concentrándonos poco a poco en el problema, si encuentras que muchos de tus músculos se ven afectados, puedes pensar en las dos o tres áreas que veas más comprometidas con tus tareas diarias y finalizando el día tomarte el tiempo para realizar estiramientos sólo para esas zonas, una buena guía para ello son los estiramientos en las clases de yoga, con movimientos que mantienen relación mente y cuerpo, siendo prácticos para después de un arduo día de trabajo.

Un claro ejemplo de problemas musculares se ve reflejado en las constantes horas que pasamos frente al volante que pueden producir un severo dolor en la zona lumbar, para revertir esta situación puedes optar por tomar caminatas cortas para realizar las tareas que se encuentren más cerca de casa. Toma estas soluciones como parte de tu estilo de vida, si tienes hijos puedes incluirlos en estas actividades, ayudándolos a mejorar y mantener hábitos saludables.

Unos minutos diarios para relajar los músculos

Finalmente, si eres de las afortunadas personas que no se encuentran en un grado de tensión muscular que sea de preocuparse, te aconsejamos tomar las medidas necesarias para prevenir dichos síntomas mediante un chequeo personal, siendo conscientes del tipo de vida que llevamos a diario, cuánto puede afectar a nuestro cuerpo en un largo periodo de tiempo y que solución podemos hallar para mantener un cuerpo sano y activo.


Puedes seguir leyendo ahora:  3 Consejos para tu primera clase de Yoga 

jueves, 28 de agosto de 2014

3 consejos para hacer más fácil el ejercicio matinal


El concepto de energía de activación es que cuanta más energía necesites para empezar algo, menos probable es que lo lleves a cabo por completo. Esto es especialmente cierto cuando se trata de tu entrenamiento físico matinal.

A muchas personas les cuesta muchísimo comenzar el día de forma activa, haciendo ejercicio y consumiendo un buen desayuno, pero las personas que logran entrar en esta rutina de una vez, es muy difícil que vuelvan a dormir hasta tarde y tener mañanas poco productivas. Por supuesto, cuando te cuesta apagar el despertador o ponerte los zapatos para correr, puede que empieces a tentarte con seguir durmiendo.

Consejos para hacer ejercicio al despertar

Algunos consejos para que el ejercicio por las mañanas resulte mucho más fácil

1. Estar listo

La noche anterior, tu ropa de entrenamiento debe estar lista. Si planeas hacer yoga, y aunque parezca tan sólo un detalle, el hecho de que la alfombra esté colocada en su lugar ayuda a ponerse en marcha de forma más fácil. En pocas palabras, hay que de evitar cualquier excusa para no arrancar el día con el pie derecho y actividades plenas.

2. Jugar con el tiempo

Como digo a menudo, nos conocemos mejor a nosotros mismo que a nadie. Si no eres una persona mañanera, comienza poco a poco. Acuéstate por las noches cinco minutos antes, y despierta cinco minutos antes, luego diez minutos antes, y así. Trata de comenzar con ejercicios sencillos de estiramiento en la mañana. Antes de que te des cuenta, tendrás tiempo para incluir un entrenamiento completo durante la mañana.

Consigue despertar con energía y de forma activa

3. El poder de las afirmaciones

Esto puede parecer una tontería, pero realmente funciona. Antes de ir a la cama, afirma y repite que despertarás por la mañana y comenzarás el entrenamiento. Comienza a concientizarte de lo ansioso que estás por comenzar, y por los resultados que obtendrás con el correr de los días.

Haz lo que puedas la noche anterior para preparar con éxito la mañana. Al tomar pequeños pasos, llegarás a un punto en que tu mente por fin entienda lo bien que se siente al tener esa clase de despertar activo y comienzo del día.


Puedes seguir leyendo en el blog: Consejos para adelgazar y ganar masa muscular